El pronóstico del tiempo conocido también como pronóstico meteorológico, predicción del tiempo o boletín meteorológico es la aplicación de tecnología y de ciencia para predecir el estado de la atmósfera para un período futuro y una localidad o región dada.

La historia del pronóstico del tiempo es milenaria, aunque los paradigmas y las técnicas usadas han cambiado significativamente. Los pronósticos se hacen colectando tantos datos como sea posible acerca del estado de la atmósfera (particularmente temperatura, presión atmosférica, vientos, humedad y precipitaciones) y usando conocidos procesos atmosféricos (a través de la meteorología) para determinar los patrones futuros atmosféricos.

Sin embargo, la naturaleza compleja de los fenómenos atmosféricos y el entendimiento incompleto de los patrones y procesos meteorológicos hacen que los pronósticos sean menos seguros al incrementarse el rango temporal del pronóstico.

La ciudadanía es influenciada fuertemente por el tiempo. Por milenios la gente ha recibido predicciones de cómo sería el tiempo por un día o por meses. En el año 650 antes de Cristo los babilonios predecían el tiempo de acuerdo con patrones de nubes. Los chinos predecían el tiempo 300 años antes de Cristo.

Los métodos modernos

Actualmente las cosas cambiaron completamente los satélites suministran día y noche, cada media hora, imágenes completas del disco terrestre transmitidas por tres canales del espectro, y los barcos que salen al mar y las aerolíneas comerciales igualmente realizan mediciones. Los datos también se agencian a través de globos sonda que las estaciones meteorológicas de todo el mundo lanzan dos veces al día a la atmósfera superior y mediante boyas permanentes que registran la temperatura a cientos de metros de profundidad en el océano.

 

¿Cómo se interpretan los datos?

Obtenidos los datos y gracias a la experiencia se realiza la interpretación o, lo que es lo mismo, la predicción. A pesar de los avances tecnológicos, incluidos sofisticados sistemas informáticos, sólo se puede pronosticar el tiempo de forma relativamente precisa con unos días de antelación, pues los innumerables factores que determinan la temperatura y las condiciones atmosféricas están sometidos a una probabilidad de cambio muy alto.

 

¿Qué es el pluviómetro?

Un pluviométro es un instrumento meteorológico que sirve para medir la cantidad de lluvia precipitada. La misma se mide en milimetros (mm), y 1 mm equivale a 1 litro de agua por metro cuadrado.